Responsabilidad social de la empresa en materia de seguridad vial laboral

Según la Ley 31/1995 de 8 de noviembre, ”las empresas deben velar por la seguridad de los trabajadores a su servicio durante la jornada laboral, garantizando su seguridad y salud en todos los aspectos relacionados con el trabajo”.

La seguridad vial es uno de los ámbitos en el que las empresas deberían incidir con acciones para prevenir los accidentes de tráfico laborales, tanto en los desplazamientos in itinere, como en los desplazamientos en misión.

Los accidentes tienen sus causas y por tanto son evitables. Entre todos los miembros de la empresa se pueden introducir hábitos y actitudes preventivas respecto a la utilización de los vehículos que contribuyan a mejorar la seguridad vial de los trabajadores.

 

La importancia de que las empresas promuevan acciones en la prevención de los accidentes viales laborales reside en:

  • Garantizar la máxima seguridad a sus empleados.
  • Evitar bajas laborales y pérdidas de beneficios en la empresa.
  • Contribuir a la mejora de la seguridad vial de la sociedad.
  • Mayor implicación en la responsabilidad social corporativa.


Costes del accidente

Todos los accidentes tienen un coste. Los accidentes de tráfico laborales, a parte de las consecuencias trágicas que pueden causar, suponen unos costes económicos tanto para las empresas, la Administración, como para la sociedad en general.

La “no prevención” de los accidentes de tráfico para las empresas
, pueden implicar costes que se traducen en:

  • Días de baja del trabajador a cargo de la empresa.
  • La pérdida de negocio ocasionado por la pérdida de capacidad productiva debido al accidente.
  • Desmotivación de los empleados que se han visto implicados en el accidente.
  • Primas de seguros por las flotas de vehículos accidentados.
  • Cotizaciones a la seguridad social.
  • Reparación de vehículos.
  • Daño a la reputación de la empresa.
  • etc.


Para la Administración las consecuencias derivadas de un accidente de tráfico suponen:

  • Vehículos de emergencias: ambulancias, bomberos, agentes de tráfico.
  • Recursos sanitarios dedicados al accidentado: hospitalización.
  • Pensiones derivadas de accidentes de tráfico.
  • Daños producidos en la vía pública.
  • Costos ambientales debido al derrame en ocasiones de sustancias peligrosas.


A la sociedad también suponen unos perjuicios, traducidos en:

  • APVP: Años potenciales de vida que ha perdido cada trabajador muerto en accidente de trabajo respecto a la esperanza de vida media nacional en ese año. (Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo - OECT-)
  • AVAD: Años de vida ajustados a la discapacidad (pérdida de calidad de vida). El AVAD es una medida de las deficiencias de salud que combina la información sobre el número de años de vida perdidos por muerte prematura con la relativa a la pérdida de salud por discapacidad.
  • El Coste de prevenir los accidentes de tráfico laborales, es generalmente mucho menor que el coste económico de los daños personales y costes materiales causados por los mismos. Con programas y actuaciones de prevención de accidentes viales laborales, se pueden evitar además de pérdidas y daños humanos, importantes costes.